No es muy sociable pero sí alguien digno de conocer, o al menos a sus bizarras aventuras. Ya sé lo que todos piensan, pero no, no estamos refiriéndonos al compañero sentimental de Batman, sino a este excéntrico monigote que se lava la cabeza con el gorro puesto y frota sus ojos con shampoo.

La caricatura se concibió en la cabeza del dibujante sueco Magnus Carlsson, y luego nació, se desarrolló y murió en un show que llegó a los 30 episodios, los veteranos nostálgicos probablemente lo recuerden porque lo transmitían en el extinto canal de animaciones Locomotion.

Básicamente consistía en las andanzas de Robin, casi siempre junto a su mejor amigo Benjamin, y las extrañas circunstancias que los rodeaban, narradas por una grave e impasible voz (para su versión latinoamericana contrataron a Mario Castañeda, más conocido por haber doblado a Goku) que estaba acompañada por una banda sonora que vale la pena prestar especial atención.

Con sus tres minutos de duración por capítulo y sus sencillos bosquejos nunca fue una serie pretenciosa, pero fascinó a muchos weirdos, uno de ellos fue Thom Yorke de Radiohead, a tal punto de solicitar a Magnus que dibuje para promocionar su próximo corte Paranoid Android, ¿Cuál terminó siendo el resultado? Uno de los mejores videoclips animados de la fucking historia:

Categorías: SERIESSLIDER

Istvan Nagy

Soy más productivo de noche. No tengo club, partido político ni religión. Fan de Pink Floyd. Papá en construcción. La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo.

34 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.