Cómo convertir tu pieza en un arcade (y perder a tu prometida en el proceso)

Chris Kooluris estaba bastante cerca de “el sueño americano”, tenía una prometedora carrera como RRPP, un apartamento propio en Manhattan y una novia y futura esposa, todo lo que el americano promedio puede desear, pero pronto todo cambió.

Todas las imágenes son propiedad de Cris Kooluris.
Todas las imágenes son propiedad de Cris Kooluris.

Este es (era) el dormitorio del apartamento que empezó a compartir con su novia el día que se mudó con ella y puso a la venta el suyo, y en este punto, según el New York Times, pasaron tres cosas que cambiaron a Cris: Su apartamento no se vendió, empezó a sentirse claustrofóbico viviendo con su novia, rodeado de sus cosas; y leyó la novela ‘Ready Player One’ sobre la cultura de los videojuegos de 1980″, y en ese momento se dio cuenta de que él también podía convertir su departamento en un gran arcade.

El libro me voló la mente. Despertó algo dentro mío y empecé a pensar que no podía creer que yo no estuviera rodeado de todas estas cosas con las que crecí

kooluris2

Entonces empezó la transformación, iniciando con un sólo arcade y unas cuantas refacciones.

kooluris3

Su novia apoyó esta decisión al comienzo, inclusive lo ayudo a diseñar el piso de colores y decorar las paredes.

kooluris4

Pero con el paso del tiempo esa habitación empezó a tomar demasiado tiempo de Cris, y demasiados recursos (costo total de tener una habitación así: 32.000 dólares) y su novia empezó a rechazar la idea, mientras Cris, según él mismo describe, se iba obsesionando más y más con el cuarto, hasta el punto que tomó el control de su vida.

kooluris5

En este punto del proceso ella ya había tomado una decisión: se negó a asistir al lanzamiento de la habitación, y luego le devolvió a Cris el anillo de compromiso.

Él volvió a su casa, pero ya había vendido su cama, así que ahora duerme en un futón con decoración de las Tortugas Ninja y cada fin de semana organiza reuniones de juegos con sus amigos.

Ahora que mi novia ya no está conmigo es difícil disfrutar del cuarto tanto como me gustaría. Siempre termino pensando en ella

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente, Cris tuvo su habitación soñada, a un alto precio.

Fuente: Buzzfeed.com

Estuvimos en la #TardeDeNovias…por algún motivo

No estamos seguros cuál fue la secuencia de acciones que nos llevó a terminar en un desfile de trajes de novia, pero lo importante es que formamos parte del evento, y sacamos fotos.

P1060128
Fotos

Un despliegue de accesorios y decoraciones para novias estaba presente, desde joyas lindas (tan lindas como a un hombre puedan parecerles) hasta exquisitas tortas y postres (acá si puedo juzgar) hicieron presencia, reuniendo todo lo que una novia podría querer en un sólo lugar, bajo el gran techo que es Talleyrand Costanera.

P1060076
Tengo más fotos de comidas que de vestidos, sepan comprender.

Desde que entramos ya nos recibió el Ensamble Vivace interpretando excelentes temas perfectamente realizados, con tonos de ópera, violines y piano, con una elegancia acorde al ambiente y al despliegue de marcas y servicios ofrecidos; se hicieron dueños del escenario durante una hora aproximadamente, mientras el corazón blanco brillaba de fondo y más de una persona volteaba la cabeza y se acercaba a escuchar la excelente presentación.

P1060041

Entre las clases de vals en vivo, la charla sobre la importancia de la salud dental antes de la boda (si, lo que leyeron) y los tips de Desiree Grillón (anoté su nombre por si alguna vez necesito organizar algo grande y lindo) aprendí más de lo que esperaba, y estoy abierto a dar tips a los que pidan. Casi gratis.

Posteriormente tuvimos otra excelente interpretación de los clásicos de la mano de Cantangelo, y cerraron el escenario músical Carlos Allou y Los Mismos con tonadas que les harían bailar desde tu hija hasta a tu abuelo.

P1060034
Barra de tragos bebeh de la casa cortesía de la gente de moz, gracias por tanto.

Acto seguido empezaría el desfile de vestidos de novias, el evento central de la noche que atrajo todos los ojos, mientras seguíamos disfrutando exquisitas bebidas espirituosas y unos bocaditos de parte de Talleyrand Catering, los cuales si era por mi no dejaría de comer nunca.

Con respecto al desfile me remito a las fotos, ellas hablan más (y mejor) de lo que yo podría sobre el tema.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tuve comida, buena música, bebidas, y modelos a escasos centímetros. Fue una buena tarde/noche.