Cinco películas sobre el Día D – Desembarco en Normandía

Hace 70 años ocurria un evento que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial, hoy le dejamos 5 películas que hablan sobre ese día:

1- Día D, 6 de junio (1956). Dirigida por Henry Koster y protagonizada por Robert Taylor, es quizás la más convencional de las películas sobre el desembarco, aunque resulta interesante dada la calidad general de las películas de los años cincuenta.

Dia_D_6_de_Junio-121951305-large

 

2 – El día más largo (1962). Ganadora de dos Oscars a los efectos especiales y la mejor fotografía, la película de Ken Annakin, Andrew Marton y Bernhard Wicki quiso ser el más minucioso y verídico relato de desembarco y contó por ello con decenas de militares reales y asesores para todas las escenas de guerra. La película cuenta con un reparto de lujo entre los que destacan John Wayne, Henry Fonda, Robert Mitchum, Sean Connery y Richard Burton, todos ellos oficiales heroicos que cumplen con su deber en la misión.

6126_46714

 

3 – La americanización de Emily (1964). Curioso y desconocido filme dirigido por Arthur Hiller y protagonizado por James Garner y Julie Andrews que narra la poco convencional historia de amor entre un soldado norteamericano y una chica inglesa. La película, alejada de todo heroísmo, defiende más bien la cobardía de su protagonista, un oficial de Marina que trabaja como ‘conseguidor’ para su almirante – alcohol, fiestas, mujeres… – y que conoce a una joven viuda que ha perdido en la guerra a su marido, a su padre y a su hermano.

01

 

4 – Uno rojo, división de choque (1980). La película de Samuel Fuller es una de las más descarnadas, quizás porque Fuller vivió la guerra como soldado de infantería. Lee Marvin se convierte en un sargento de hierro, cruel, paternalista y heroico, que cuida de la tropa y a la vez la estimula para que cumplan su deber como soldados.

1980 Uno Rojo division de choque (fra) 01

 

5 – Salvar al soldado Ryan (1998). Sin duda, la película que mejor ha plasmado el caótico y sangriento desembarco en la playa de Omaha. Steven Spielberg logra que durante 25 minutos,  el espectador sienta la agonía y la desesperación de un escenario de guerra perfectamente recreado, donde no hay posición segura y la muerte espera a cada paso. La cámara, siempre a ras del suelo, contribuye a ofrecer una sensación subjetiva que, durante la primera parte de la película, nunca abandona al espectador. John Miller (Tom Hanks) es en la historia de Spielberg un capitán respetado y querido, pero mucho más sensible a los avatares de sus hombres que, por ejemplo, el sargento encarnado por Marvin.

Soldado

Visto en: Teinteresa.es