Paul Ribera es el encargado de sumirnos en este trauma. Retrató a tus ídolos de infancia sumidos en las drogas.

Resaltando los excesos, nos muestra a Hey Arnold, Dexter o Rugrats completamente destruidos por los vicios.

Un paseo aterrador por la niñez, que nos muestra que Internet no tiene límites.

Childhood-Ruined-Paul-Ribera1 Childhood-Ruined-Paul-Ribera2 Childhood-Ruined-Paul-Ribera3 Childhood-Ruined-Paul-Ribera4 Childhood-Ruined-Paul-Ribera5 Childhood-Ruined-Paul-Ribera6-570x570 Childhood-Ruined-Paul-Ribera7


Istvan Nagy

Soy más productivo de noche. No tengo club, partido político ni religión. Fan de Pink Floyd. Papá en construcción. La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo.

3 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.