No importa de qué restaurante creas que son las mejores papas fritas, o lo bien que las cocine tu mamá, la Tierra (y todos los que habitamos y cocinamos en ella) estamos condenados a producir y consumir papas fritas de calidad inferior a las que comeríamos si viviéramos en, digamos, Júpiter.

papas fritas(2)

Un reciente estudio publicado en una universidad de Grecia concluyó que las papas fritas están en su óptimo punto al ser freídas en gravedad acelerada, gravedad a lo universo, y que llegan a su máximo punto de sabrosura al ser freídas en gravedad a lo Júpiter.

Y no sólo el sabor, sino la textura, la consistencia, la temperatura, todo es mejor cuando se cocinan papas fritas en Júpiter, el resto de las comidas tienen su propio proceso y de por ahí no saldrán tan bien como las papas, pero al menos ya sabemos que, tan pronto como decidan habilitar para todos el viaje interplanetario, hay que hacer una parada en Júpiter, con freidora en mano.


Istvan Nagy

Soy más productivo de noche. No tengo club, partido político ni religión. Fan de Pink Floyd. Papá en construcción. La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo.

2 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.