WhatsApp-Image-20160519 (1)

La diferencia entre “quiero” y “necesito”

Conforme pasan los días con Brunita en nuestras vidas, siento que estoy empezando a prescindir de cosas que creía eran necesarias. Antes no podía vivir sin una Macbook o sin el último iPhone. Hoy, llevo 45 días sin Macbook ni iPhone y estoy perfectamente bien.

En nuestros años de ocio, antes de tener una responsabilidad mayor, nos creamos hábitos de consumo que nos convierten en “adictos” o “dependientes” de ciertas marcas o productos.

Conforme pasan los días, empiezo a entender con más fuerza la frase que repetía una profesora de filosofía en la facultad, la diferencia entre “quiero” y “necesito”.

Queremos muchas cosas, el último celular, el último modelo de nuestro auto favorito , la ultima línea de ropa de nuestra marca favorita. Pero estas cuestiones se vuelven banales porque uno empieza a cuidar mejor el dinero y a usarlo mejor.

Llevo 10 años trabajando y en 45 días desde que nació Brunita, he ahorrado más dinero que en los otros 9 años y 11 meses restantes que trabaje.

WhatsApp-Image-20160519 (1)

El ahorro se hizo parte de mi vida, en base a la convicción de que deseo darle la mejor educación posible a mi hija y esto, en nuestro país está atado al dinero. No solo al dinero, los valores y la educación empiezan en casa, pero si están atados a la hora de elegir un colegio o una universidad.

Para que entiendan, en una oración como es la vida de padres, puedo resumirla en: Me estoy preocupando hoy de ahorrar el dinero suficiente, para que mi hija tenga una buena educación dentro de 7 años.

Es duro, un hermoso desafío, que nos convierte sin querer en personas un poco mas altruistas.

Hasta la próxima semana.

Publicado por

Istvan Nagy

Istvan Nagy

Soy más productivo de noche. No tengo club, partido político ni religión. Fan de Pink Floyd. Papá en construcción. La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo.