Todos sufrimos ansiedad en diferente medida, no hay nadie que no la sienta en algún momento de su vida, y de hecho un poco de ansiedad es bueno: te mantiene despierto, alerta, concentrado, el problema es cuando es mucha la tensión acumulada, y la ansiedad supera los límites del cuerpo, entonces debemos descargarla de formas generalmente no muy sanas.

ansiedad1

John William Keedy es una de esas personas que son superadas por la ansiedad, y decidió evidenciar esto con una serie de fotografías de considerable impacto que nos muestra brevemente lo que es su vida, y lo que debe hacer para calmar la ansiedad que lo carcome por dentro.

ansiedad2

Las fotografías están en su blog personal y forman parte del álbum “It’s Hardly Noticeable” (“Apenas se nota”).

Muchos de nosotros resolvemos esos breves lapsos de ansiedad moviendo las piernas, mordiéndonos los labios o las uñas, quizás rascándonos, o, cómo se está poniendo de moda, mirando la pantalla del celular aunque no haya nada que mirar en ella. John lo hace de un modo muy diferente.

ansiedad3

Muchas veces mensajes enviados a si mismos o conductas en aparencia inofensivas, y otras veces con compulsiones que hasta llegan a lastimarlo bastante físicamente, pero hasta la más inofensiva de las actividades lleva consigo un gran peso psicológico de saber que no se está bien, de ese sufrimiento que contrae consigo el sentirse superado por la ansiedad, y de saber que una vez terminado este ataque vendrá otro detrás.

ansiedad4

Desconocemos si John está recibiendo tratamiento, si está mejorando o empeorando y cómo se siente al respecto con todo esto. Lo único que tenemos son estas bellas (y terribles al mismo tiempo) fotografías que nos permiten ingresar a breves fragmentos de lo que es ser él, y de lo que él debe ver y sentir durante toda su vida.

ansiedad5

 


Sergio Camé

Cerca de ser psicólogo, y más cerca de necesitar uno. Editor de contenido en TheVentan.com y semi-coherente colaborador en QueMirar.com. Dicen que tengo un blog propio por ahí, pero no les creo.

7 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.