bill

Dos décadas sin Bill Hicks

Siempre los comediantes me causaron bastante admiración. Es que uno no requiere simplemente de un excepcional sentido del humor para forjarse una carrera y destacarse dentro de este peculiar ámbito del espectáculo, sino que son varias las aptitudes necesarias para triunfar con esta vocación.

El talento reside en presentar al espectador la realidad desde otra perspectiva, esta puede consistir por ejemplo en momentos propios de nuestra cotidianidad, aquellos que ya forman parte de lo que podríamos catalogar como nuestra “vida mecánica”. Satirizar la rutina me parece una de las maneras más efectivas para conectarse con el público, porque uno fácilmente puede sentirse identificado al verse reflejado en la mayoría de los sketchs.

Ridiculizar a la sociedad, sus costumbres y principales protagonistas, exponerlas bajo un ojo crítico y hacer divertida la tragedia que nos rodea también supone un reto para estos artistas, pero algunos no buscan simplemente entretenernos, sino además abofetearnos; no pretenden hacernos reír, más bien burlarse de nosotros, y el principal de ellos creo que fue Bill Hicks.

Los contenidos de sus monólogos nunca estuvieron exentos de polémica, pues abarcaba sin una pizca de condescendencia temas tan vidriosos como las drogas (siempre fue un ferviente defensor del consumo de todo tipo de estupefacientes), los dogmas religiosos o la prostituida industria musical.

Aun así, la controversia e intentos de censura que siempre se cernían sobre sus presentaciones no le impidieron alcanzar el éxito, su estilo mordaz y ácido le ayudó a cosechar una gran cantidad de leales seguidores y obtener el respeto de sus colegas, siendo nominado en varias ocasiones en la American Comedy Awards.

Pero la vida quiso desquitarse por todas las humillaciones y ofensas que sufrió por parte de Bill, y luego de someterse a varias sesiones de quimioterapia (que no le impidieron a seguir grabando sus shows) perdió la batalla contra el cáncer de páncreas a la edad de 33 años, siendo su temprana partida la broma más pesada de todas.

En su honor se organiza desde el 2004 The Bill Hicks Official Tribute Night, un evento que congrega a varias eminencias contemporáneas de la comedia cada 26 de Febrero, y como nosotros no queremos quedarnos atrás, compartimos un video suyo para también mantener vigente su imagen.

Publicado por

Camilo Acosta

Camilo Acosta

Ignorante que intenta ignorar cada vez menos.

7 comentarios en “Dos décadas sin Bill Hicks”

  1. cartierbraceletlove Just about all of what you assert is astonishingly accurate and that makes me ponder why I had not looked at this in this light before. This particular piece truly did turn the light on for me personally as far as this topic goes. Nonetheless at this time there is actually 1 point I am not necessarily too comfy with and while I attempt to reconcile that with the actual main idea of the issue, allow me observe exactly what the rest of your readers have to point out.Very well done.
    cartier bracelet price copy

  2. Pingback: logga företag

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.