092842ab-cb5d-4fba-ab72-35bb956449df

Dormir, a veces solo falta dormir

Llevaba un buen tiempo con un humor espantoso. Cansado por la acumulación de pendientes y el poco tiempo libre que me quedaba, mi humor andaba alcanzando lo que en los niños pequeños se llama una rabieta.

Me enojaba por todo y con facilidad, esta última semana llegué a contestar de muy mala manera a Pau y me di cuenta que había ido más allá de lo debido.

Entonces, empecé a probar soluciones. Pensé que anda cenando muy pesado y eso era el causante de mi mal humor. Pensé que debía cambiar el horario en el cual me levantaba porque llegaba muy justo al trabajo y medio bobo por no despertar completamente. Pensé que debía hacer ejercicios por la falta de movilidad que tengo estos últimos meses y luego de mucho pensar encontré la razón de todo. Andaba durmiendo muy mal desde que nació Bruna. Dormía cuando podía y lo poco que podía y eso estaba destruyendo lo que soy lentamente.

Tarde 6 semanas en percatarme de la solución que era tan simple. Así que ayer me desconecté del planeta a las 9 de la noche y dormí hasta las 07 del día siguiente. Desperté de buen humor, recuperado y listo para aguantar otras 6 semanas de esta aventura diaria con Brunita.

Dormir, a veces solo falta dormir.

092842ab-cb5d-4fba-ab72-35bb956449df

Hasta la próxima semana.

Publicado por

Istvan Nagy

Istvan Nagy

Soy más productivo de noche. No tengo club, partido político ni religión. Fan de Pink Floyd. Papá en construcción. La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo.