Ikea ha querido llamar la atención sobre el fenómeno que afecta a los consumidores cuando se trata de precios altos, como factor de valoración de la calidad de los productos. Con este vídeo queda demostrado que la mayoría de las personas toma como válida la premisa PRECIO = CALIDAD, una gran mentira del marketing moderno.

Captura de pantalla 2015-04-24 a las 14.18.20

Para demostrar que los consumidores miran con otros ojos aquellos productos cuyo precio es mayor, han hecho una prueba en la que ha agregado un cero a la derecha a uno de sus mejores colchones, para aumentar su precio de 449 euros a 4.490 euros.

El montaje de esta prueba fue hecho en la tienda de San Sebastián de los Reyes, en Madrid y como se aprecia en el vídeo, el precio aumentado causa una mayor cantidad de pruebas del colchón que usualmente no llama la atención, ya que su precio vigente es demasiado accesible.

Un experimento que demuestra que no hay que juzgar a un objeto solo por su precio.

 


Istvan Nagy

Soy más productivo de noche. No tengo club, partido político ni religión. Fan de Pink Floyd. Papá en construcción. La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo.

1 comentario

Los comentarios están cerrados.