The Cave: Niños muertos, un monje, viajes en el tiempo y una experiencia memorable

Double Fine  es una empresa desarrolladora de videojuegos que no decepcionan, creada por Tim Schafer (ex-Lucas Arts) y que cuenta en su lista con juegos únicos como Brütal Legend (con Jack Black incluido, pero es lo que hay) y Psychonauts, además de unas joyas de arte menos conocidas como el hermoso Broken Age, el genial Costume Quest y, lo que nos trae hoy aquí, The Cave.

thecave2
Todas las imágenes son propiedad de Double Fine, Sony, Microsoft y todos los asociados.
Por favor no nos demanden.

El juego arranca con una seductiva voz masculina (que más tarde se indicaría a si mismo como La Cueva) narrándonos una serie de incoherencias que suenan lindas a medida que la pantalla desciende lentamente desde las estrellas hasta llegar a 7 (8) personas, quienes serán nuestros personajes.

Un monje, una aventurera, un campesino, una científica, dos niños bizarros, un caballero y una viajera del tiempo son nuestras opciones, cada uno con sus propias habilidades, historia y características; el monje por ejemplo puede atraer cosas con su mente, mientras que el campesino puede aguantar la respiración más tiempo que nadie, y cada una de estas diferencias ayudan o dificultan avanzar a través de La Cueva.

thecave3

La Cueva es una cueva, obviamente, pero es mucho más que eso, es el lugar donde nuestros personajes son atraídos por los objetos que más desean en este mundo (un amuleto, redención, matar a los padres) y en La Cueva podrán conseguirlo, pasando por un montón de pruebas, monstruos y gente rara, todo yendo más y más al fondo del abismo, donde finalmente podrán encontrarse consigo mismos y lo que buscan.

El juego se juega como una plataforma 2D pero sus gráficos son 3D y, al igual que cualquier dungeon crawler, debemos encontrar los ítems (generalmente palancas, hay demasiadas palancas) que nos permitirán avanzar, y estos ítems sólo estarán disponibles tras realizar una serie de acciones que se desenvuelven a medida que avanza la historia.

thecave5

Cada paso de la historia es único e interesante, cada giro es sorprendente, y las 7 historias son geniales, es definitivamente un juego que se jugará más de una vez, pero menos de tres veces, por un motivo muy específico: tenés que ser tres personajes a la vez.

The Cave se desarrolla con la elección de tres personajes, con los que rápidamente llegamos a un punto de no retorno, para jugar con los otros personajes hay que volver a iniciar el juego.

thecave4

Los tres personajes deben trabajar en conjunto para poder ir avanzando, en ningún momento existe una interacción real en el juego entre los personajes (como sería por ejemplo, diálogos entre ellos), en lo que al juego respecta ellos son desconocidos, que no se conocen ni quieren conocerse, trabajando juntos; y eso le da al juego un tono gótico que reina durante todo el juego: no sabemos quiénes son los personajes, fragmentos de sus pasados van llegando a medida que avanzamos el juego, los personajes no se reconocen mutuamente, ni reaccionan al ambiente, y no pueden morir, cada vez que mueres la voz de La Cueva te dice “no vuelvas a hacer eso” y te regresa a un punto previo.

thecave6

Eventualmente se llega al punto crítico de la historia de cada personaje, en donde se vuelve el centro de atención de La Cueva, y vemos finalmente lo que lo llevó a formar parte de esta aventura, y su final. El final de cada historia es sorprendente, y te hacen comprender un poco mejor qué demonios es La Cueva. Y esta es la pregunta que reina a lo largo del juego, ¿qué es La Cueva?

Lo bueno: + Originalidad, en todos los sentidos.
+ Cooperativo Offline, se puede hasta entre tres personas, lo que vuelve a las misiones (y el juego general) mucho más divertido y fácil, ya que no tenés que estar cambiando de un personaje a otro.
+ Rejugabilidad, te deja con ganas de conocer las otras historias, y el juego pasa tan rápido que ni se siente que estás ahí hace 4 horas buscando una palanca.

Lo malo: – Número de personajes, la gran falencia del juego. Tengo  7 personajes (los niños cuentan como uno), solo puedo jugarlo en tandas de tres personajes, y cada uno me muestra su historia cuando lo uso, esto implica que a la tercera jugada (para ver la historia que me falta) tengo que volver a ver dos historias que ya jugué, ni siquiera una, sino DOS historias, de nuevo, otra vez.

Consíganlo y juéguenlo, se van a sentir mejores personas después, aunque sea porque se animaron a ver el lado oscuro sus inocentes personajes.