Cómo convertir tu pieza en un arcade (y perder a tu prometida en el proceso)

Chris Kooluris estaba bastante cerca de “el sueño americano”, tenía una prometedora carrera como RRPP, un apartamento propio en Manhattan y una novia y futura esposa, todo lo que el americano promedio puede desear, pero pronto todo cambió.

Todas las imágenes son propiedad de Cris Kooluris.
Todas las imágenes son propiedad de Cris Kooluris.

Este es (era) el dormitorio del apartamento que empezó a compartir con su novia el día que se mudó con ella y puso a la venta el suyo, y en este punto, según el New York Times, pasaron tres cosas que cambiaron a Cris: Su apartamento no se vendió, empezó a sentirse claustrofóbico viviendo con su novia, rodeado de sus cosas; y leyó la novela ‘Ready Player One’ sobre la cultura de los videojuegos de 1980″, y en ese momento se dio cuenta de que él también podía convertir su departamento en un gran arcade.

El libro me voló la mente. Despertó algo dentro mío y empecé a pensar que no podía creer que yo no estuviera rodeado de todas estas cosas con las que crecí

kooluris2

Entonces empezó la transformación, iniciando con un sólo arcade y unas cuantas refacciones.

kooluris3

Su novia apoyó esta decisión al comienzo, inclusive lo ayudo a diseñar el piso de colores y decorar las paredes.

kooluris4

Pero con el paso del tiempo esa habitación empezó a tomar demasiado tiempo de Cris, y demasiados recursos (costo total de tener una habitación así: 32.000 dólares) y su novia empezó a rechazar la idea, mientras Cris, según él mismo describe, se iba obsesionando más y más con el cuarto, hasta el punto que tomó el control de su vida.

kooluris5

En este punto del proceso ella ya había tomado una decisión: se negó a asistir al lanzamiento de la habitación, y luego le devolvió a Cris el anillo de compromiso.

Él volvió a su casa, pero ya había vendido su cama, así que ahora duerme en un futón con decoración de las Tortugas Ninja y cada fin de semana organiza reuniones de juegos con sus amigos.

Ahora que mi novia ya no está conmigo es difícil disfrutar del cuarto tanto como me gustaría. Siempre termino pensando en ella

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente, Cris tuvo su habitación soñada, a un alto precio.

Fuente: Buzzfeed.com