George Carlin tenía la teoría de que los humanos no vamos a destruir la tierra, porque no podríamos hacerlo ni aunque lo intentáramos; según él, somos una raza demasiado insignificante y con demasiado poco tiempo de vida como para destuir a algo tan grande y poderosa como es la madre naturaleza.

Las personas ahora están preocupadas por las especies en peligro de extinción, y esto es lo que nos metió en problemas desde el comienzo: interferir con la naturaleza. Más del 90% de las especies que vivieron en la Tierra ya no están, se fueron, están extintas. Nosotros no las matamos a todas…tan sólo desaparecieron, eso es lo que hace la naturaleza.

Y de hecho la naturaleza tiene un modo interesante de librarse de nuestros errores y metidas de pata, de un modo que ella siempre sale privilegiada, a pesar de lo que nosotros hagamos, y no es sino quizás, para demostrarnos, que ella puede sobrevivir a pesar de nosotros.

5. Le hicimos agujeros a la capa de ozono.

Durante muchos años nuestros más brillantes científicos estuvieron advirtiéndonos sobre los agujeros en la capa de ozono y los graves inconvenientes que esto estaba teniendo en la piel de los australianos, e inclusive se organizó el tratado de Montreal para prevenir que esto siga empeorando, y empezaron a investigar sobre cómo podían ayudar al ozono a recuperarse, ya que, hasta donde sabíamos, no tenía forma propia de regenerarse.

ozono

Pero…

Sorpresa para todos, la capa de ozono está en un constante proceso de destrucción y regeneración debido a los rayos que le tira el sol y de los cuales nos protege, entonces lo que hizo esta capa solita es empezar a aumentar su producción de regeneración. Ahora se espera que para el 2040 la capa esté completamente regenerada, y todo lo que tenemos que hacer es seguir haciendo lo que estamos haciendo.

4. Producimos plástico.

Y el plástico tarda de 100 a 1000 años en degradarse y poder volver a ser aprovechado por la naturaleza, así que estamos contaminando más allá de lo posible con cada botellita de agua, por eso se insiste tanto en reciclar, es porque hemos superado a la Madre Naturaleza y creamos una nueva forma de materia que supera sus límites, y queda completamente en nuestras manos encargarnos de él, porque ella no sabe qué hacer.

Plastic_beads1

PERO NOS SALEN TAN LINDOS

Pero…

Hace unos años encontraron una bacteria marina que come plástico. Alrededor de ese tiempo se dieron cuenta que el nivel de contaminación del agua estaba disminuyendo, a pesar de que la cantidad de desechos que se tiraban al agua seguía igual, y este era el motivo, una pequeña bacteria que se estaba (y se sigue) encargando de eliminar el nuevo producto que introducimos a la vida.

No somos tan geniales.

3. Armas y pruebas nucleares, estaciones nucleares, Chernobyl, Hiroshima, y todas las otras armas de destrucción masivas causan contaminación a niveles asombrosos y la naturaleza queda completamente destruida.

Castle_Bravo_003

Y estas si que tiramos muchas, y lo peor es que ni nosotros sabemos que hacer con la radiación, más que mirar como se pudren las personas que entran en contacto con ellas, y jugar a quién tiene el hijo con más ojos.

Pero…

Un extraño honguito apareció en los alrededores de Chernobyl, obviamente todos asumieron que era algún bicho deforme más y le pusieron en observación para ver si no le salían un par de ojos o algo así, pero el honguito fue creado con otro fin, y era alimentarse de radiación.

La Madre Naturaleza, en toda su sabiduría, una vez más nos ganó la carrera y se ocupó ella misma de crear una nueva especie de vida, que se dedique exclusivamente a limpiar el desastre que nosotros ocasionamos con nuestras ansias de poder y grandeza.

2. Pandas (y otras especies en peligro de extinción).

Malditos bichos inútiles

Malditos bichos inútiles

Somos una raza a la que le gusta matar por diversión, todo lo que tocamos los contaminamos y destruimos, y la flora y fauna tiene que aprender a convivir con nosotros o perecer en el camino.

Pero…

Como bien lo dijo George Carlin en el video más arriba, se estima que 25 especies desaparecen cada día, alguna de las cuales no conocemos (ni conoceremos) e independientemente de nuestra vida en este planeta.

Y las que si conocemos y tratamos de salvar (como el panda) terminan siendo fracasos, un desperdicio de recursos que raras veces termina en buenos resultados.

Según un reporte lanzado en el 2012, hasta ahora hemos logrado salvar a 110 especies, en todo este tiempo, 110 de las 25 que mueren cada día, gastando tiempo y dinero y alimentos en ellas. Estamos salvando el 1% de las especies que se están yendo.

La Madre Naturaleza QUIERE deshacerse de la mayoría de estas especies, “let them go with grace”.

1. Nosotros.

El mayor problema que le hemos creado al planeta somos nosotros mismos. Cada vez somos más, cada vez consumimos más, cada vez destruimos más, cada vez ocupamos más espacio, cada vez contaminamos más, cada vez somos peores.

Malditos bichos útiles

Malditos bichos útiles

Y somos tan geniales y tenemos tantos medicamentos y seguros y cuidados y construcciones que vamos a vivir para siempre.

Pero…

Los virus y bacterias que nos atacan están cada vez más fuertes, a medida que van apareciendo nuevas enfermedades y volviendo otras que ya creíamos extintas, nuestros medicamentos van perdiendo efectos y deben ser reforzados cada años, lo que nos lleva a necesitar drogas 200% más fuertes de las que necesitábamos hace 4 años.

Esto sin contar maremotos, terremotos, tormentas eléctricas, y todas las otras formas que tiene la tierra de decirnos “basta ya”.

No estoy diciendo que le declaremos la guerra a la Tierra y tratemos de destruirle, ni que abandonen todos los esfuerzos por tratar de ayudarle y que vivamos en un lugar más lindo, estoy diciendo que podemos relajarnos un poco, vivir bien y cómodos, en simbiosis con ella.

Antes de que nos mate a todos.

Fuentes: DLR, Nature News, Wikipedia y Esasuccess.com

 


Sergio Camé

Cerca de ser psicólogo, y más cerca de necesitar uno. Editor de contenido en TheVentan.com y semi-coherente colaborador en QueMirar.com. Dicen que tengo un blog propio por ahí, pero no les creo.

7 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.