Se acercan las vacaciones y hoy hablaremos de 5 consejos para poder viajar con un bajo presupuesto.

1 – Construye un presupuesto de viaje durante todo el año: Creemos que debemos viajar con los ingresos que percibimos en diciembre como el aguinaldo pero la forma más simple de viajar es ir ahorrando a lo largo del año, destinando mes a mes una parte de nuestros ingresos a un fondo que será usado en nuestras vacaciones. Este fondo puede empezar a ser construido con los ingresos adicionales que generemos o los ingresos imprevistos que recibamos. Este fondo debe estar separado del fondo de emergencia que hablábamos en artículos anteriores. El valor ideal para destinar a este fondo es de unos Gs. 300.000 mensuales obtenidos con nuestro trabajo adicional o los trabajos freelance que hagamos.

2 – Busca medio de transportes económicos: Si por ejemplo, quieres viajar a Brasil, hay alternativas al avión. Las alternativas son un poco tediosas pero resultan mucho mas económicas, inclusive cuestan solo un tercio de lo que te costaría un pasaje. Otra opción es compartir un auto con amigos y dividir los gastos de combustible, eso permite ahorrar aún más en la movilidad hasta el destino seleccionado.

3 – Utiliza las plataformas alternativas de alojamiento: No es necesario siempre alojarnos en un hotel cuando vamos de vacaciones, existen muchas alternativas de bajo costo o gratuitas que nos permiten alojarnos a bajos costos. Podemos utilizar AIRBNB para alojarnos en la casa de otras personas, COUCHSURFING para dormir sin costo en el sofá de personas locales o inclusive HOSTELWORLD para encontrar habitaciones compartidas a muy bajo costo. Cuando contratamos un hotel, pagamos por servicios, que casi nunca utilizamos. La mayoría de los turistas solo necesita una ducha y una cama limpia donde descansar.

4 – Recurre a los mercados locales: Todo lugar turístico tiene un buen mercado local con precios mucho más bajos donde recurren los locales a almorzar o realizar sus compras diarias. Estos mercados son probablemente menos atractivos pero representan la esencia del lugar y ofrecen los verdaderos sabores locales a muy bajo costo. Esta experiencia, también nos muestra una situación real del lugar que estamos visitando y las verdaderas costumbre y hábitos de los locales.

5 – Decide en que realmente vale la pena gastar: Al llegar a destino tratan de vendernos varios tours que podemos realizarlos nosotros mismos o tratan de vendernos experiencias que si las contratamos de forma directa cuestan la mitad. Es importante entender bien que estamos contratando y si vale la pena hacerlo, ya que muchas veces estas excursiones o experiencias nos sacan gran parte del tiempo de relax que es lo que buscamos durante las vacaciones o nos salen muy costosas por no querer caminar un par de cuadras. El turista es siempre víctima de su pereza.

Hasta la próxima semana.


Istvan Nagy

Soy más productivo de noche. No tengo club, partido político ni religión. Fan de Pink Floyd. Papá en construcción. La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo.