La semana de hoy compartimos con ustedes 10 formas de crecer en este mercado laboral competitivo y cambiante:

1. Enfócate en las resultados: debes de ser un instrumento que agregue valor a la empresa o al lugar donde trabajas. ¿Cómo? De Tres formas:

  • Genera ingresos para la empresa en la que trabajas.
  • Genera nuevos métodos que reduzcan gastos y recursos.
  • Desarrolla ideas nuevas y nuevas formas de hacer la cosas que aporten valor a tu gestión.

La empresa para la que trabajas te valorará más si los ayudas a mejorar su posición en el mercado y si haces que tus acciones se vuelvan medibles y cuantificables.

2. Ofrécete para nuevas tareas o cargos: si tu jefe habla sobre un nuevo proyecto o cargo, sé la primera persona en mostrar elinterés por participar. Esto mostrará tu interés por participar en las iniciativas que realiza la empresa para la que trabajas.

3. Provee de ideas valiosas a tu jefe: debes comprender claramente cuáles son las metas de tu organización, para así poder ofrecer ideas a tu superior que los acerquen al cumplimiento de las mismas. Sobre todo ideas que faciliten el proceso para lograr esto.

4. Trabaja de manera enfocada: colócate en uno o dos proyectos o actividades y deposita toda tu energía en ellos. Si tu esfuerzo está direccionado sobre objetivos claros, es más fácil que diseñes acciones que generen resultado.

5. Conviértete en un recurso valioso y no en una persona que ocupa un espacio: si eres visto sólo como uno más entre la lista de contadores, administradores, vendedores, etcétera, será muy fácil que te reemplacen por cualquier otro. Sin embargo, si aportas más valor que cualquier otro, es difícil que tu puesto lo llene alguien más. Hay muchas formas de marcar la diferencia, sobre todo en empresas donde trabajan muchas personas.

6. Evita convertirte en un dinosaurio: si te especializas en un producto, una tecnología momentánea o un sólo servicio, es posible que al pasar el furor por el mismo o al lanzar uno que lo reemplace te vuelvas “un dinosaurio” que es necesario sacar.

7. No hagas enemigos: al hacer un enemigo en la empresa corres el riesgo de que esta persona difunda rumores negativos sobre ti o, eventualmente, se convierta en tu jefe. Trata a los demás como quieres ser tratado.

8. Sé visible: sal de tu zona de confort, establece relaciones interpersonales, haz que la gente te conozca e identifique tu puesto y tu trabajo dentro de la empresa.

9. Continúa desarrollando tus habilidades: no dejes de capacitarte; de ser posible realiza un posgrado o diplomado. Incluso puedes tomar cursos de marketing, ventas o gerenciamiento; estos temas siempre son bien valorados en el mercado laboral.

10. Mantente en contacto con los reclutadores: es posible que no estés interesado en cambiar de empleo, pero mantener tu perfil actualizado en LinkedIn y en contacto con personas que trabajan en RRHH para entender que necesidades busca el mercado.


Istvan Nagy

Soy más productivo de noche. No tengo club, partido político ni religión. Fan de Pink Floyd. Papá en construcción. La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo.